Home Prevención y Promoción ¿Qué hacer ante una ola de calor?

El verano puede traer con sigo lo que se llaman olas de calor. Desde el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), te acercamos algunas recomendaciones indicadas por el Ministerio de Salud de la Nación.

 

Se considera como ola de calor aquel período excesivamente cálido en el cual las temperaturas máximas y mínimas superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos valores. Estos dependen de cada localidad, por ello, se puede consultar la página del Servicio Meteorológico Nacional para saber los valores de tu ciudad y si está pronosticada una ola de este tipo.

Existen medadidas de prevención para realizar antes de estos eventos y acciones a tener en cuenta durante una ola de calor. “Es muy importante estar informado al respecto del qué hacer ante estas circunstancias. Sobre todo si en las familias a bebés, niñas y niños, y personas adultas mayores”, manifiestan desde el COSSPRA: Y amplían: “Aunque todas las personas nos podemos ver afectadas por esta situación climática, estas son las poblaciones con mayor riesgo”.

Si hay alerta declarada es importante prestar atención al tipo de Alerta (niveles de alerta: verde, amarillo, naranja o rojo) emitidas por el Servicio Meteorológico Nacional. En un plan ante esta situación, tené disponible los teléfonos de emergencias médicas y la ubicación de los centros de salud y hospitales más cercanos, así como farmacias de guardia. Además, es necesario contemplar la ventilación y/o refrigeración de tu casa, espacio de trabajo, etc.

Recordá tener un botiquín de primeros auxilios y medicinas de las personas que padezcan enfermedades crónicas, y contar con hielo y agua segura en la heladera. Las mascotas y otros animales también deben tener agua y estar a la sombra.

Durante una ola de calor, es necesario hidratarse, tomando agua con mayor frecuencia. En estas situaciones, evitá bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes. Además, evitá comer de manera abundante y optá por frutas y verduras.

En cuanto a las medidas con bebés, niñas y niños, ofreceles líquidos de manera continua, preferentemente agua o jugos naturales. En el caso de lactantes es recomendable amamantar de manera más frecuente.

-Es importante que vistan ropa holgada, de algodón y de colores claros.

-Bañalos y mojales el cuerpo con frecuencia.

-Evitá que se expongan al sol, especialmente de 10 a 16 horas. Luego de este horario colocales gorro y protector solar.

-Mantenelos en lugares bien ventilados o con aire acondicionado (ya sea en tu casa o en lugares públicos).

-Prestá atención a signos de alerta como: sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros. En los bebés, es importante asegurarse de que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.

Ante la aparición de alguno/s de esto/s síntomas, acudí sin demora al hospital o centro de salud más cercano.

En relación a los alimentos y el agua, mantené en la heladera aquellos alimentos frescos y que puedan echarse a perder debido al calor. Eliminá cualquier alimento fresco que pueda haber perdido la cadena de frío y que tenga olor, color o textura anormales.

Aquellos alimentos que pueden estar fuera de la heladera, mantenelos en lugares limpios y frescos y al resguardo de fuentes de calor.

Consumí siempre agua segura y mantenela correctamente envasada (en botellas o bidones limpios y cerrados) en la heladera, en lugares limpios y frescos, y alejada de fuentes de calor.

Leave a Reply