Home Prevención y Promoción “La detección temprana del VIH permite el acceso a controles y tratamiento,...

Así lo aseguran desde el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), en el día de la Promoción de la Prueba de VIH, que se celebra todos los 27 de junio.

Según las últimas estimaciones del Ministerio de Salud y de ONUSIDA, en Argentina viven 130 mil personas infectadas con VIH, de las cuales el 30% son mujeres. Asimismo, 3 de cada 10 personas que viven con VIH no lo saben y el 27% que conoce su diagnóstico lo hace de manera tardía. Además, cada día en nuestro país 15 personas adquieren VIH y 4 mueren a causa del sida.

La forma de transmisión del VIH es a través de la sangre y los fluidos corporales. El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) afecta al sistema inmounológico, que una vez debilitado por la enfermedad posibilita el surgimiento de otras patologías. Esta etapa avanzada de la infección por VIH es la que se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (sida) y es cuando pueden darse otras enfermedades denominadas “oportunistas”, como la candidiasis, la neumonía o varios tipos de tumores. Algunas pueden tratarse, mientras que otras son letales.

Aunque el VIH/sida no tiene cura, el tratamiento con antirretrovirales permite llevar una vida saludable y reducir casi a cero el riesgo de transmisión del virus a otra persona; por eso es fundamental la detección temprana para que, de esta manera, las personas puedan iniciar un tratamiento y llevar una buena calidad de vida.

La prueba de VIH es la única forma de saber si alguien tiene la enfermedad; actualmente existen 2 tipos: el test rápido, en el cual la persona deposita unas gotas de sangre de la yema del dedo sobre una tira reactiva y cuyo resultado se obtiene 20 minutos después de la prueba y el test ELISA, que consiste en una extracción de sangre en laboratorio. En ambos casos, si el resultado es positivo, es confirmado nuevamente con una prueba de laboratorio llamada Western Blot. Es importante resaltar que el análisis es confidencial y que no requiere orden médica. Además, en todos los hospitales y centros de salud públicos, tanto el análisis como el tratamiento son gratuitos.    

Hasta el momento la evidencia científica indica que tener VIH no implicaría un mayor riesgo frente al coronavirus, especialmente se mantiene un valor de defensas altas. Algunas de las medidas que las personas con VIH pueden tomar (además de seguir las recomendaciones vigentes para todos como el lavado frecuente de manos, la utilización de alcohol y lavandina para desinfección de manos y superficies y el uso de tapabocas) son: no interrumpir el tratamiento antirretroviral, posponer las visitas al centro de salud, si las defensas están bajas (menos de 350 cd4) no salir de casa y, fundamentalmente, mantener la calma.

Por todo esto, “desde el COSSPRA nos sumamos a concientizar acerca de la importancia de realizarse testeos voluntarios y valoramos el rol fundamental de un sistema de salud público que, en la actualidad, atiende a 6 de cada 10 enfermos de VIH”.

Leave a Reply