Home Noticias Cosspra «En COSSPRA vamos a trabajar para tener nuestro propio protocolo de tecnologías...

Lo dijo Fernando Cañete, referente del COSSPRA y del IOSPER, al realizar la apertura del curso «Tecnologías sanitarias y toma de decisiones”, dictado por Esteban Lifschitz, en el auditorio de la Casa de la provincia de Santa Fe, ubicado en CABA.

La apertura del encuentro, que se llevó a cabo este martes y tuvo como destinatarios a los médicos auditores de las obras sociales provinciales miembros del Consejo, estuvo a cargo de Fernando Cañete, quien destacó: “Las tecnologías sanitarias son hoy una de nuestras mayores preocupaciones y si a corto plazo no se toman medidas el sistema de salud va a colapsar”. El funcionario estuvo acompañado por Oscar Broggi, presidente del IAPOS, a quien le agradeció por poner a disposición el salón en el que se desarrolló el evento.

«Como Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) estamos proyectando construir un protocolo propio y discutirlo con el Ministerio de Salud de la Nación. Es la forma de proteger a nuestros afiliados, no hacer lobby para los laboratorios y racionalizar el gasto financiero que muchas veces es escaso», destacó Cañete. El funcionario remarcó que esta capacitación, dirigida a los médicos auditores, es el primer escalón para avanzar en un protocolo uniforme de todas las obras sociales provinciales que integran el Consejo.

Cañete remarcó que COSSPRA tiene la particularidad de ser un prestador de servicio muy importante en el país, porque representa a más de 7 millones de afiliados, con presencia en todas las provincias. Pero, justamente por eso, es que cuando un medicamento sale al mercado en cualquier lugar del mundo, a los quince días se comercializa en Argentina y las obras sociales provinciales están obligadas a darle cobertura. El referente del Consejo mencionó como ejemplo el atezolizumab, aprobado para una determinada patología y que hoy se solicita para cáncer de estadio cuatro, con metástasis cerebral.

«Es por todo esto que realizamos esta jornada y desde COSSPRA vamos a trabajar para tener un protocolo en materia de nuevas tecnologías. Porque somos los que conocemos y vivimos la realidad de cada una de las obras sociales provinciales, pero también quienes sufrimos la intromisión por parte de la industria y la justicia. En otros países los laboratorios pagan el costo de las pruebas para establecer el costo/beneficio; sin embargo, en la Argentina lo hacemos las obras sociales provinciales y esto no puede seguir, porque son medicamentos que no cuentan con elementos que permitan sostener una solución para el paciente», aseguró.
Durante el curso, del que participaron más de 40 médicos auditores, se abordaron temas como auditoría médica y toma de decisiones; ETS, ¿por qué y para qué?; evaluaciones económicas; y análisis de impacto presupuestario.

Leave a Reply