Home Prevención y Promoción “Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia”

Este es el lema propuesto por la OMS para este año, en el Día Mundial de la Diabetes. Teniendo en cuenta que una de cada diez personas en el mundo vive con esta patología, la campaña tiene como objetivo crear conciencia sobre el rol fundamental que tiene la enfermería -que representa más de la mitad del recurso humano sanitario- en la asistencia de quienes viven con este diagnóstico.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia, que es el aumento del azúcar en la sangre.

La diabetes tipo 1, antiguamente denominada diabetes insulinodependiente o juvenil, se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina; mientras que  la diabetes tipo 2, llamada anteriormente diabetes no insulinodependiente o del adulto, tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física. 

La diabetes tipo 2 representa el 90% del total de los casos y su incidencia está aumentando de manera llamativa en los últimos años. Esto se relaciona con el estilo de vida actual, cada vez más sedentario y con una dieta que favorece la ganancia de peso. En los últimos tiempos se ha observado además un fenómeno nuevo, el diagnóstico de diabetes tipo 2 en niños. Esto va en paralelo con la obesidad infantil, que crece de manera exponencial.

En tanto, la diabetes tipo 1 no está relacionada con el estilo de vida y en su mayoría se origina por un proceso autoinmune, que afecta a las células del páncreas encargadas de la producción de insulina. Por último, la diabetes gestacional corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.

En Argentina más del 60% de los adultos están excedidos de peso y son sedentarios, tasa que crece en forma alarmantemente. En relación con estos factores, la prevalencia de la diabetes​ registró en los últimos años un aumento significativo ​de la población afectada; más de un tercio de las personas que viven con la enfermedad lo desconocen y, entre las que están diagnosticadas, la mitad no está en tratamiento.

Algunas de las medidas que podrían colaborar en la prevención de la diabetes 2 son: modificar hábitos personales en pos de una vida más saludable; realizar un control de glucemia al menos una vez al año en los grupos de riesgo; mantener un peso saludable con alimentación adecuada y actividad física regular; no fumar y moderar o evitar el consumo de alcohol.

El Día Mundial de la Diabetes fue creado en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud, en respuesta a la  preocupación por la creciente amenaza para la salud que representa la diabetes. Este día se celebra cada año el 14 de noviembre, en conmemoración al nacimiento de Sir Frederick Banting quien, en 1921, junto con Charles Best descubrieron la insulina, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida. 

Leave a Reply