Home Prevención y Promoción Dengue, zika y chikungunya: sin mosquitos no hay enfermedad

El aedes aegypti es un vector de alto riesgo. Este mosquito -de vida doméstica- se reproduce en cualquier recipiente artificial o natural con agua. El Consejo de Obras y Servicios Sociales de la República Argentina (COSSPRA), brinda recomendaciones para la prevención de las enfermedades transmitidas por estos insectos. 

 

Dengue, zika y fiebre chikunguña son enfermedades transmitidas por el mosquito aedes aegypti y la posibilidad de transmisión se basa, primariamente, en la presencia de estos insectos  vectores. “Sin mosquitos no se transmite la enfermedad”, afirman desde el COSSPRA.

El aedes aegypti presenta distintas etapas en su desarrollo: huevos, larvas, pupas y mosquitos adultos. Este proceso se puede dar dentro de las casas y departamentos. Es poco frecuente que se hallen en espacios silvestres. “Estos mosquitos son hogareños,  no se crían en zanjas o charcos, tampoco en espacios más amplios como lagunas, lugares donde podemos encontrar otras especies pero no el aedes aegypti”, dijeron desde el Consejo. Y agregaron que “se crían en lugares húmedos y con sombra por lo que los recipientes con agua son un ambiente propicio para este mosquito”.

Allí radica la importancia de eliminar los criaderos de estos insectos: todos los recipientes que contengan agua, ya sea en el interior de las casas como en sus alrededores. Se habla de “descacharrar” cuando se hace referencia  al proceso de descartar esos elementos que pueden acumular agua pero que no poseen una utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y/o lona, bidones cortados, entre otros).

Aquellos recipientes de uso cotidiano que puedan contener agua, deben darse vuelta (baldes, palanganas, etc.) o limpiarse cotidianamente (bebederos de animales, porta macetas, etc.). Además, es importante tapar los tanques y/o depósitos de agua de uso doméstico; evitar acumular basura, depositarla en bolsas plásticas cerradas y tirarla en recipientes cerrados; y destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada.

Los huevos del aedes aegypti pueden resistir condiciones de sequía por más de un año, por eso es necesario el cepillado de las paredes de piletas, tanques, etc.,  esta acción destruye los huevos que se adhieren a las paredes de los criaderos.

Aunque la mayor actividad de estos insectos es por la mañana temprano y al anochecer, también pueden picar en otros momentos del día.

Algunas medidas adicionales son: usar ropa que minimice la exposición de la piel, como pantalones y camisas largas; colocar mosquiteros en puertas y ventanas; utilizar repelentes autorizados para uso humano (se pueden aplicar a la piel expuesta o sobre la ropa).

Actualmente no hay una vacuna contra estas enfermedades ni nuevas estrategias o tecnologías con suficiente evidencia, por esta razón las medidas preventivas para impedir el desarrollo de estos mosquitos son fundamentales para evitar la enfermedad.

“La zona en Argentina con mayores posibilidades de propagación de este mosquito, va desde el norte del país hasta el centro”, comentan en el COSSPRA, “en esta región es fundamental que tomemos las medidas preventivas para eliminar los criaderos”. Y agregaron que, además “es importante que todos estemos atentos a los cuidados cuando viajamos a regiones afectadas y/o con potencialidad de riesgo, tanto en nuestro país como en el exterior”.

“Si están en áreas de riesgo o han viajado a alguna de ellas, ante la duda es importante consultar al médico. Las medidas de bloqueo son fundamentales para disminuir la propagación”, concluyeron desde el Consejo.

Síntomas del dengue
  • fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones
  • nauseas y vómitos
  • cansancio intenso
  • aparición de manchas en la piel
  • picazón y sangrado de nariz y encías

Ante estos síntomas no hay que auto medicarse sino acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado. Es importante no tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares.

Síntomas del zika

Aparecen después de un periodo de incubación de entre 3 y 12 días. La infección puede cursar de forma asintomática. En los casos que presenten síntomas pueden manifestarse de forma moderada o aguda, e incluyen:

  • Fiebre
  • Conjuntivitis no purulenta
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuerpo
  • Dolor en articulaciones (principalmente manos y pies)
  • Decaimiento
  • Sarpullido
  • Inflamación de miembros inferiores

Los síntomas duran de 4 a 7 días y se parecen a los de dengue o chikungunya, por lo que suele ser confundida fácilmente con estas enfermedades. También puede ocasionar problemas neurológicos.

Embarazadas y zika

Se ha comprobado la transmisión de zika de persona a persona a través de relaciones sexuales. Debido a esto,  las mujeres embarazadas o en edad reproductiva deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos y utilizar preservativos ya que existen riesgos de malformaciones fetales, como la microcefalia.

Síntomas de fiebre chikunguña

Suelen comenzar entre el día 3 al 7 después de la picadura. El síntoma más común es la aparición repentina de fiebre mayor a 38,5 grados, a menudo acompañada de dolor en las articulaciones.

También pueden aparecer: dolor muscular, dolor de cabeza, náuseas, fatiga y erupción cutánea. Las complicaciones graves son poco frecuentes y la mortalidad es muy baja.

 

Dejar comentario