Home Prevención y Promoción COSSPRA se suma a la campaña mundial “Conoce tu estado”

En Argentina 120 mil personas viven con VIH. El 90% de ellas adquirió el virus por mantener relaciones sexuales sin protección y, sobre este porcentaje, 3 de cada 10 desconocen su diagnóstico.

Además, 3 de cada 10 personas que sí están diagnosticadas, lo supieron de manera tardía. “Conocer el estado en forma temprana permitirá un mejor tratamiento”, dijeron desde el COSSPRA, “por eso, las pruebas del VIH son fundamentales para garantizar vidas saludables y productivas a aquellas personas con VIH”.

El Boletín sobre VIH/SIDA 2018, publicado por la Dirección de SIDA, ETS, Hepatitis y TBC, de la Secretaría de Gobierno de Salud de Nación, destaca el leve descenso de los diagnósticos en mujeres jóvenes y el aumento de los diagnósticos en mujeres de mayor edad; el aumento de los diagnósticos en varones que tienen sexo con otros varones (representan el 40% del total de los nuevos casos); el descenso de la mortalidad por sida en varones y mujeres jóvenes; y el aumento en los grupos de mayor edad.

A su vez, y por primera vez desde que comenzó la vigilancia de casos de VIH en el año 2001, la media de edad de las mujeres es mayor que la de los varones y la razón hombre/mujer alcanzó su valor más alto: 2,4 a 1. Por otra parte, no se han producido cambios en la tasa de transmisión perinatal y en el diagnóstico tardío, que se ubican en 5% y 35% respectivamente. A partir de un estudio de vigilancia intensificada se desprende que el 9% de los diagnósticos se producen en personas nacidas en otros países, que el 4,5% ocurren en mujeres trans y que uno de cada cuatro diagnósticos de mujeres se produce durante el período de embarazo.

“Hasta hoy no existe una cura para el VIH”, afirmaron desde el Consejo. “Pero los tratamientos actuales permiten una disminución del virus en sangre; evitan que el virus se multiplique y permiten que la enfermedad se contemple como una patología crónica”. Es decir, “el tratamiento es de por vida, pero tomando la medicación diariamente se logra mejorar la calidad de vida y la expectativa asciende a valores similares a quienes no tienen el virus”.

Organizaciones como ONUSIDA, plantean la necesidad de empoderar a las personas para que tengan capacidad de decisión en relación a la prevención del VIH y, de esta manera, puedan cuidarse a sí mismos y a otras personas. “Existen muchos obstáculos que dificultan que las personas se realicen las pruebas, fundamentalmente el temor a una posible estigmatización si el test diera positivo”, comentan desde el COSSPRA. “Es necesario que podamos aunar esfuerzos para concientizar sobre la importancia de conocer el estado serológico”, dijeron. “Es una gran responsabilidad de todos, como sociedad, trabajar para la no-discriminación. Así como también es se fundamental contar con la decisión política para optimizar recursos y garantizar el acceso a las pruebas”.

Dejar comentario