Home Noticias Cosspra Conversatorio FADEPOF: ¿Por qué tenemos el sistema de salud qué tenemos?

Organizado por la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes (FADEPOF) se realizó el jueves 4 de octubre, en formato virtual, la primera jornada del ‘Conversatorio Poco Frecuente – FADEPOF 2020’, de la que participó Fernando Avellaneda, presidente del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) y del IPSS Tucumán. Compartió el panel con Pablo Yedlin, diputado y presidente de la Comisión de Salud de la HCD, y Rubén Torres, rector de la Universidad ISalud.

La jornada fue inaugurada por Roberta Anido, presidenta de FADEPOF y de la Asociación de Ayuda al Paciente con Inmunodeficiencia Primaria, quien detallo los objetivos del encuentro, “pensado para generar un diálogo sobre los aprendizajes del sistema de salud, con el objetivo de desarrollar un modelo eficiente de políticas socio-sanitarias destinadas a atender de manera sustentable y privilegiando la calidad, las necesidades integrales de la población argentina con enfermedades poco frecuentes”. Luego Sandra Vilches, de la fundación Lupus Córdoba presentó al panel y a su moderador, Sergio Trentin, tesorero de la Federación y representante de Fundación Debra Argentina.

Trentín abrió el debate preguntando a los participantes de la mesa cuáles son los problemas estructurales que debiera mejorar el sistema de salud nacional. Al respecto, Torres señaló que “Argentina tiene un sistema muy abarcativo, en términos de población cubierta, pero que cuando esa cobertura se transforma en efectiva se produce el gran quiebre y la inequidad”.

Yedlin, por su parte, destacó que el país entiende a la salud como un derecho. “Nuestro sistema es solidario y lo que gastamos en algunas cosas influyen en todo el resto. La seguridad social está muy fraccionada y en eso hay que avanzar. Debemos establecer un camino en materia de recursos humanos, trazar la estrategia de salud que queremos implementar, basada en un sistema de atención primaria. No se puede formar RR.HH. si no sabemos cuál es la estrategia. Este son las grandes definiciones que el sistema necesita”, dijo.

Fernando Avellaneda detalló el alcance del COSSPRA y puso el acento en que las obras sociales provinciales, que dan cobertura a 7 millones de beneficiarios, están regidas por 24 leyes. “La mayoría son del siglo pasado –disparó-, no solo en su óptica sobre el rol de la seguridad social provincial, sino también en su modelo de gestión administrativa y sin ninguna mirada socio sanitaria. Hoy somos seguros de enfermedad y eso significa que con los ingresos que tenemos nos toca asegurar la asistencia de la enfermedad. Esto, visto desde la teoría, no está bien, porque la realidad es que este sistema tiene, además, un carácter solidario basado en los aportes y contribuciones de los aportantes”.

El máximo referente del Consejo destacó que “el desafío hacia adelante es, aprovechado que hemos adquirido notoriedad, discutir qué sistema sanitario queremos. Donde la atención específica de un grupo de pacientes no implique el deterioro de otro grupo”, comentó. También alertó sobre la situación actual, donde la mayoría de las provincias no tuvieron paritarias, lo que significa que casi 19 de las 24 obras sociales provinciales cuentan con el mismo presupuesto que en 2019.

“Hay que repartir y volver a dar”, dijo, respondiendo a la pregunta del moderador. “En CABA hay dos médicos cada doscientas personas, mientras hay provincias que no tiene un médico en más de 100 km, ni hablemos de enfermería. La pregunta que tenemos que responder es qué sistema sanitario queremos: uno de seguro, donde cada uno solucione su problema; o uno solidario, que pueda darnos a todos, independientemente del lugar de nacimiento, la mejor calidad de salud en cualquier lugar. Estamos obligados a pensar en esto y debe ser en relación a lo que la gente necesita y no a lo que cada uno pide”.

Trentín, en su rol de moderador, acercó a los disertantes una pregunta del público sobre la posibilidad de tener, superada la pandemia, un sistema de salud sostenible para todos y cuál debiera ser el rol de la sociedad en ese sentido.

En este punto, Yedlin destacó la necesidad de una reforma bajo la pregunta de si el sistema de salud puede estar solamente financiado por aportes y contribuciones. “Empezar a buscar sistemas como el de vacunas, por ejemplo, quizás podamos generar algo parecido para alto costo. Ver cómo hacemos más eficientes los diferentes subsistemas y los vamos integrando. Que las obras sociales provinciales pudieran transformarse en rectoras de las universitarias, sindicales, etc., y trabajar con la Superintendencia. Si acordamos esto y hacemos de la atención primaria el eje del sistema, con una cultura de consulta con el médico de cabecera para que él nos derive, sería una linda oportunidad para avanzar con la participación de la sociedad”.

Torres remarcó su coincidencia con lo observado por Yedlin y advirtió: “Creo que llegó el tiempo de hablar sobre políticas basada en evidencia y los sistemas basado en atención primaria tiene mejores resultados. Fernando menciono algo que se viene dando en los último cuarenta años y es si vamos a seguir pensar al sistema de salud como mero instrumento para satisfacer necesidades individuales”.
Finalmente, Avellaneda concluyo en que “la reforma debe ser del modelo de atención, en conjunto con la sociedad para que entienda la importancia. Y el desafío será también la formación del RR. HH, que deberá basarse en las necesidades reales del sistema sanitario argentino. No quedan otros caminos”.

Leave a Reply