Home Prevención y Promoción Cáncer de cuello de útero: la prevención y detección temprana son la...

prevencion cuello de utero

El cáncer de cuello de útero se produce por un crecimiento anormal de las células y es causado por algunos tipos de Virus de Papiloma Humano (VPH).  Desde el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) hablan sobre esta enfermedad y la importancia de la prevención.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de cuello de útero es el segundo cáncer más frecuente entre las mujeres de América Latina y el Caribe y ocupa el cuarto lugar en la región de las Américas. Unas 35.000 mujeres mueren cada año a causa de esta enfermedad y se estima que 83.000 son diagnosticadas anualmente.

“Este cáncer es causado por el Virus del Papiloma Humano, una familia de virus que afecta frecuentemente a hombres y mujeres”, afirman desde el Consejo. “Existen unos 100 tipos de VPH;  40 afectan a la zona genital y anal” amplían, “estos se dividen en dos grupos: los de bajo riesgo oncogénico, asociados a lesiones benignas como las verrugas; y los de riesgo oncogénico, unos 15 tipos, siendo los n° 16 y n°18 los más comunes”.

“El cáncer de cuello de útero es prevenible”, comentan desde COSSPRA,  “los exámenes de detección son  una parte importante del cuidado médico de la mujer y son la manera de detectar células anormales, lesiones precancerosas y cánceres cervicales en etapa temprana”.

“La importancia de la realización de estas prácticas es que las lesiones precancerosas y los cánceres de cuello de útero en etapa temprana se pueden tratar con resultados positivos”, afirman. “Por esto se recomienda que todas las mujeres a partir de los 25 años se realicen el papanicolau (PAP). Esta es una práctica sencilla e indolora, y que además es breve”. Por otra parte, “en nuestro país, la vacuna contra el VPH está en calendario desde el  2011 para todas las mujeres de 11 años y en el 2017 los varones se incorporaron como beneficiarios” vinculada a las tipologías 16 y 18 del virus.

Si hablamos de tratamiento, “las lesiones de bajo grado en general no necesitan tratamiento, aunque se recomienda seguimiento con PAP cada 6 meses. Mientas que para las lesiones de alto grado existen diferentes tipos de procedimientos es imperiosa la consulta con el médico”.

En cuanto a las obras sociales provinciales (OSP) nucleadas en COSSPRA, todas brindan cobertura en prevención y tratamiento acordes con los estándares científicos.

“IOSPER, además del papanicolau, contempla la videocolposcopía con el fin de realizar un  diagnóstico precoz de lesiones pre malignas del cérvix, incluso en pacientes con citología orgánica negativa actualizada previo al examen”, comentan desde la obra social de Entre Ríos, y amplían: “Debido a que  el virus de papiloma humano está relacionado  en el 99,7%  con el cáncer de cuello de útero, nuestra obra social incorporó el modulo deTopicación para VPH, que incluye 4 fulguraciones con el fin de eliminar las lesiones generadas por este virus y evitar una posible transformación maligna”.

Por su parte, “en la obra social de Catamarca contamos con el programa especial para la detección precoz de este tipo de cáncer”, señalan en OSEP. “Cubrimos un papanicolau gratuito cada 2 años a través de una chequera, brindando atención a 5.526 mujeres durante el 2017”. “Para los casos de cáncer, OSEP cubre quimioterapia, radioterapia y  tratamiento psicológico en un 100% según protocolos oncológicos”, afirman.

“Para la prevención de este cáncer, el ISSN cuenta con el Programa de Salud Sexual y Reproductiva que contempla el subprograma Prevención de Cáncer de Cuello de Útero, para mujeres de entre 25 y 64 años”, cuentan en la obra social de Neuquén. “Actualmente ofrecemos a 61.144 mujeres 1 colposcopía y 1 PAP por año, con cobertura al 100%”. En cuanto a tratamiento, “tenemos el Plan Oncológico para la cobertura de prácticas y medicamentos, cubriendo al 100% lo que está dentro del plan y 80% aquello que esté por fuera”.

La principal vía de contagio del VPH es la actividad sexual. Esto incluye el sexo vaginal, anal y oral, ya que se transmite de una persona a otra por el contacto piel a piel. “La prevención también radica en el uso correcto de preservativo para evitar la propagación del virus en la zona genital”, comentan.

Dejar comentario